El color natural es determinado por el orígen del vídrio reciclado. El proceso de fabricación implica ligeras imperfecciones.
Las dimensiones pueden sufrir variaciones de algunos milímetros. Todo ello conforma el encanto de este producto.
A pesar de que es un objeto rústico es muy resistente. Se puede lavar en el lavabajillas y acepta temperaturas moderadas en un horno convencional.
Se recomienda evitar fuertes contrastes de temperatura.

COLECCIÓN KESSY